loader-logo
Envios GRATIS por compras superiores $175.000

Como hablar de sostenibilidad, si no equilibramos la balanza, si frente a un producto perfecto hay varios imperfectos, si ante algo muy barato alguien está sufriendo porque no vive en condiciones dignas; cómo hablar de ello, si nos hemos negado el derecho a equidad, a la empatía,¿ cómo poder hacerlo?. Si nos hemos negado a ser.

Transitamos por el mundo, sorteando la incertidumbre del mañana con la ansiedad a flor de piel y siempre con miedo al fracaso, hecho por el cual, nos hace entender que la vida no es color de rosa, que viviremos el dolor, esa ausencia de bienestar, aquel sentimiento que todos podemos experimentar, tan difícil de comprender, pero tan sencillo de sentir, uno que nos lleva al mismo punto, donde todos somos iguales, donde simplemente somos: HUMANOS.

El dolor producto de un defecto, eso que nos hace pensar» algo no está bien» nos hace sentir defectuosos, diferentes, frustrados, TRAUMADOS. Lo cierto es que mientras que la ciencia nos hace médicos en búsqueda de una respuesta, el arte nos hace humanos.
Por eso queremos acercarte a esta sensación, bajo nuestra propia mirada; la acción de recuperar textiles va más allá de algo ambiental, es la aceptación de la imperfección, de que algo, quizá, no está tan bien como esperábamos, pero que puede brillar con sus millones de limitaciones, queremos que esta colección conectes con todos esos momentos en que no te has sentido lo suficiente, en que tu cuerpo o mente no ha funcionado y te sientes mal, sientes dolor y no puedes continuar.

Seamos pues, médicos, sin olvidar que el arte puede remendar cualquier cicatriz siempre y cuando estemos dispuestos a entretejer nuestras realidades.

Es así como le hemos dado vida a la colección Olga como una conmemoración a una mujer, madre y amiga que hizo de sus habilidades un medio para sanar.

Cada sombrero nos recuerda que somos un montón de hilos, con nuestras particularidades, que conjuntamente podemos hacer cosas maravillosas, sin necesidad que sean iguales, que nos permitimos el asombro del azar, así como cada puntada nos revela un tono diferente y que aceptamos que somos perfectamente imperfectos y que es allí donde encontramos un punto de apoyo que nos permitirá seguir con la cabeza en alto, y vivir como vencedores.

 Se convierte en un talismán de historias que nos llevan a empatizar con el dolor.

Una colección con tecnología y solidaridad

Esta colección es una reflexión en torno al dolor y la enfermedad que nos invita hacer un reconocimiento a nuestra fragilidad y a nuestra capacidad sanadora con nosotros mismos y a quienes cariñosamente apoyamos en los momentos más difíciles. Básicamente, la colección quiere resaltar LA FRAGILIDAD Y LA IMPERFECCIÓN tan propia del ser humano, asegurándonos de transmitir este mensaje de la manera más sincera por medio de la tecnología para que puedas corroborar la autenticidad de cada sombrero propiciada por el aprovechamiento del material y la técnica de construcción artesanal por medio de un NFT

Finalmente, los sombreros Olga son un medio para apoyar a los niños y sus familias que enfrentan el cáncer por medio de la fundación FUNAVID


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.